Me gusta la campaña electoral. Porque me gusta el contacto con las personas.
Me gusta poder explicarles directamente, hablando cara a cara, cuál es el programa electoral que presentamos y cómo vamos a desarrollarlo.
Me gusta que en las conversaciones que mantengo con muchísimos vecinos de Marratxí hablemos
de necesidades cotidianas, de muchas pequeñas cosas que bien gestionadas mejorarán la vida de las personas.
Me gusta, en definitiva, que la campaña sea para hablar de Marratxí, de sus necesidades y
de las soluciones que proponemos. Porque la cosa va ni más ni menos que de eso. Por eso hemos elegido el slogan “centrados en Marratxí”.



La política es una de mis vocaciones. El servicio público, implicarme para ayudar a las personas y con ello construir una sociedad más justa y mejor.
Claro que me gusta el debate político de altura, y por supuesto que tengo mis ideas y posiciones fijadas en cuanto a tantos y tantos temas que son actualidad.
Y que además son muy importantes. Y de los que hay que hablar.
Pero en esta campaña electoral para mí es prioritario centrar el debate
en nuestro municipio, explicar las soluciones que proponemos y presentar a todo el equipo que lo llevará a cabo.


Es urgente mejorar la limpieza, hacer que de nuevo Marratxí sea un municipio seguro, que el mantenimiento de las calles sea el correcto, que
las instalaciones deportivas estén cuidadas, que las asociaciones tengan el apoyo necesario para poder llevar a cabo su trabajo…
Es lo que haremos, gestionando mejor, de una manera más eficiente los recursos de todos los marratxiners.
Porque en el Partido Popular contamos con un equipo que tiene capacidad de gestión, y que va a trabajar sin descanso
para que Marratxí vuelva a ser un municipio de primera.