De nuevo, Sant Marçal llegó dando paso al inicio de la temporada estival, y un año más hemos tenido que vivir estos días tradicionalmente festivos en silencio, con distancia, y sin grandes celebraciones debido a las medidas sanitarias derivadas de la pandemia COVID 19.

Un año más, Sant Marçal ha sido el centro neurálgico por unos días de las bulliciosas fiestas de antaño. Es nuestro Patrón, nuestra parroquia, nuestro referente, el símbolo en el que nos sentimos identificados los marratxiners y que de alguna forma es lo que más nos une a todos los marratxiners de distintos núcleos y zonas de nuestro extenso municipio.

Poco a poco volvemos a la normalidad, muy poco a poco, deseosos de poder juntarnos y celebrar las fiestas del Patrón, y de todas las barriadas, pueblos y urbanizaciones durante el verano.

Han sido meses muy largos, en los que nuestro trabajo ha seguido, defendiendo los intereses de todos los ciudadanos, eso sí, desde la pantalla de nuestro ordenador y desde la distancia, pero siempre pensando en todos y cada uno de vosotros, en vuestro bienestar y vuestra seguridad.

Continuamos volcados en vosotros!
FELIZ VERANO