Recientemente ha finalizado junio, y estrenamos julio, sinónimo de verano, de vacaciones para algunos, pero en cualquier caso, mes de calor.

Un mes que en condiciones normales hubiera finalizado con la despedida de las Fiestas de Sant Marçal, con olor a incienso, a helado, a pólvora de fuegos artificiales, con color, el color de los banderines del “rotllo” y la plaza de la Iglesia, el verde y rojo de nuestros queridos siurells y verbenas, con cenas a la fresca y paseos, con visitas a Sant Marçal y con la tradicional agua de la fuente de la Rectoría, que nos “libra de todo dolor y todo mal”.

Pero no, este año ha sido un año atípico, para TODO y para TODOS.

Hemos finalizado un curso escolar extraño, donde tuvimos que despedirnos de los alumnos telemáticamente, sin fiestas, sin abrazos, sin besos a nuestros niños y con la vista puesta en septiembre, cuando esperamos ansiosamente poderlos volver a ver y comenzar el curso con normalidad.

Después de todos estos meses extraños, de estas fiestas patronales tan atípicas, espero que el verano sea lo más parecido posible a nuestros veranos de siempre. Eso sí, cumpliendo con las normas de seguridad, higiene y distanciamiento social que nos permitan a todos y de una vez por todas, disfrutar, libres de pandemia y de virus.

Desde el Partido Popular seguimos trabajando para construir un Marratxí mejor, con propuestas que esperamos que cuenten con el apoyo suficiente de los demás partidos para poder aprobarlas

Estas son algunas de ellas:

  • Bajada del tipo impositivo del IBI.
  • Reapertura de los parques infantiles
  • Homenaje en respeto y solidaridad por los vecinos fallecidos por COVID19.
  • Información al respecto de cómo afectará en nuestro municipio el DECRET LLEI 9/2020, de medidas urgentes en materia de ordenación del territorio.
  • Mejora de los badenes de las zonas de Can Balo, Es Figueral y Es Pla de Na Tesa.