El pasado 26 de junio contamos con la presencia de nuestra diputada nacional, Marga Prohens, y la senadora Maria Salom y acudimos a Son Bonet los representantes del Partido Popular marratxiner acompañados de la Plataforma Son Bonet Viu, y explicamos los pasos que continúa dando el Partido Popular para proteger la zona verde actual entre Pont d’Inca y Pla de na Tesa.

En el Partido Popular nos declaramos, desde el principio, contrarios a la implantación de un parque fotovoltaico en Son Bonet. Ya en el pleno del Ajuntament del pasado mes de enero presentamos una moción en este sentido, y conseguimos unanimidad de todas las fuerzas políticas, aprobando así una DECLARACIÓN INSTITUCIONAL conjunta.

Hemos reclamado a AENA desde todas las instituciones, Ajuntament, Consell de Mallorca, Parlament y ahora desde el Congreso de los Diputados que renuncie a la instalación de este proyecto y también le hemos instado a buscar alternativas donde la instalación de un parque fotovoltaico no suponga un perjuicio para los vecinos de Marratxí.

Hemos hecho alegaciones, tanto particularmente como desde el propio Grupo Municipal Popular, todas en el mismo sentido; que AENA desista del actual proyecto, cambie la ubicación del proyecto de placas solares y no dejen a los marratxiners sin esa zona verde tan preciada por todos, ya que el impacto que producirá es más que considerable y rescindirá el uso de estos espacios a todos los residentes. Esta no es la zona más adecuada para instalar un parque fotovoltaico en Marratxí, se pueden buscar otros más adecuados y que no vayan en contra de los intereses de los ciudadanos de Marratxí.

Desde el Partido Popular defendemos que es necesario poner en marcha medidas que permitan luchar contra el canvio climàtico y afrontar la transición energética. Este es uno de los retos actuales más importantes que ha de afrontar nuestra sociedad, un reto que exigirá una transformación profunda de los actuales modelos energéticos y un compromiso firme y sólido para parte de la ciudadanía.

Tenemos que apostar por las energías renovables, y entre todas ellas, en nuestra isla, la que tiene más posibilidads de aprovechamiento es sin duda la energía solar. 

Casi cualquier lugar de Mallorca y de Marratxí es apto para instalar un parque fotovoltaico, por eso tenemos que minimizar impactos medioambientales y hacer las instalaciones en los lugares más adecuados posibles.

Pont d’Inca, Cas Capità y Pla de na Tesa son núcleos de población que ya sufren las consecuencias de contaminación acústica y del impacto visual de este aeropuerto, y una de las pocas ventajas que tienen es poder pasear por estas zonas donde ahora se pretende instalar el parque fotovoltaico, unas zonas que los vecinos sueñan y se imaginan con árboles y jardines.